Diferencias entre el renting, el leasing y la compra de un carro

Corporativo

Conoce las diferencias entre estas modalidades para acceder a un vehículo. ¿Cuál es la mejor opción para ti? 

Diferencias entre el renting y el leasing de un carro

La diferencia con otros modelos, como el leasing, es que la cuota cubre el uso del vehículo y todos los costos asociados a su mantenimiento puesto que se trata básicamente de un alquiler llamado también “arrendamiento operativo”.

El leasing es una de las alternativas disponibles de crédito de vehículo también conocido como “arrendamiento financiero” que funciona bajo un contrato formalizado a través de un banco o entidad financiera.

La principal diferencia con el renting, es que bajo este contrato se transfieren los riesgos y beneficios derivados de la propiedad; es decir, alguien que utiliza leasing tiene que correr con todos los costos relacionados con el mantenimiento del vehículo. Al final del contrato, la persona podrá acceder a la opción de compra del mismo.

Nueva llamada a la acción

Diferencias entre el renting y la compra de un carro

Algunas diferencias destacadas del renting frente a la compra son:

  • El renting evita todo lo relacionado con los intereses de financiación.
  • Tampoco se asume la inflación de la moneda en el periodo de tiempo del arriendo, lo que sí puede ocurrir con la financiación.
  • Costo de oportunidad: el renting, al no requerir inversión de capital ni alterar la capacidad de endeudamiento, brinda la posibilidad de poder invertir en algo diferente que tenga impacto para la persona, como dar la cuota inicial para un apartamento o montar un negocio propio; o para una empresa, que puede invertir en el core del negocio o en estrategias de crecimiento.
  • Un vehículo a través de la figura de renting, al ser un contrato de arrendamiento, es deducible del impuesto de renta porque no se registra dentro de los activos de la persona o empresa.

Te puede interesar también: ¿Qué es el Renting? Entiende por qué podría ser mejor rentar que comprar carro

Renting, leasing y compra de un carro: ¿cómo saber cuál me conviene?

Lo principal a la hora de elegir la alternativa más conveniente es tener claro el propósito que va a cumplir el vehículo o flota de vehículos y las necesidades que se tengan.

De acuerdo con estas necesidades, será más fácil identificar los pro y contra de cada modalidad. Si eres consciente de que el vehículo es la herramienta que permite cumplir con tus necesidades de transporte o tus operaciones comerciales, el renting puede ser la solución más efectiva para entrar en la era de la movilidad inteligente.

Conoce más acerca de la tendencia mundial que está beneficiando a las empresas

¿Todavía pagando por máquinas y equipos?

Eso es del siglo pasado. ¡Paga por usar!

Quiero ver cómo funciona

También te puede interesar

Pyme, Corporativo

Los principales aspectos legales que debes conocer en el renting

El renting es un modelo que, además de sus beneficios en términos operativos y logísticos, también ofrece ventajas tributarias y contables, y facilidades a la hora de adquirir vehículos o ampliar la flota, que se traducen en menos requisitos o exigencias al no tratarse de una financiación.

Leer más

Pyme, Corporativo

Beneficios fiscales del renting [Entrevista]

La adquisición de activos tanto por parte de personas naturales como de empresas se está tomando cada vez con mayor prudencia.
El renting, como modelo de consumo flexible, brinda beneficios desde lo contable y lo tributario, que se reflejan en ahorros significativos.

Leer más

Pyme, Personas, Corporativo

Renting: beneficios tributarios para personas y empresas

¿Es mejor rentar que ser propietario? El solo hecho de poseer un activo, tener que asegurarlo, incurrir en gastos por mantenimientos y asumir su pérdida de valor hace que el renting sea muy atractivo en relación con la compra de un bien.

Leer más

Suscríbete a nuestro Blog