<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=169961057283706&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
logo

Comprar carro ha sido un sueño para varias generaciones de personas que han visto en el hecho de adquirir un vehículo un símbolo de estatus y progreso. 

En el mundo, los carros han sido objetos de culto para sus propietarios, especialmente para los baby boomers, aquellos que crecieron en una cultura de consumismo apegada a la propiedad. Esta generación podía quedarse durante años, incluso por más de una década con un carro.

La generación X, los hijos de los baby boomers, conservan intereses y gustos de sus padres aunque son un poco menos apegados a las cosas y se adaptan mejor al cambio. Ambas generaciones se inclinan por los vehículos tipo sedán y en el momento de comprar o cambiar de carro analizan muy bien antes de tomar una decisión.

Sin embargo, los intereses, necesidades y hábitos de consumo de las nuevas generaciones han cambiado, por lo que tener vehículo ya no es el símbolo de prosperidad y autonomía que solía ser. Si bien sigue siendo un medio de transporte que facilita la vida y una extensión de la personalidad, no es visto tanto como una necesidad sino como una herramienta.

Los millenials y la generación Z han crecido en una era digital donde lo más importante no es la propiedad o la tenencia como tal de las cosas sino el acceso a las mismas. Prueba de ello son las plataformas que permiten acceder a servicios de diferentes tipos y sectores, como entretenimiento (Netflix, Spotify), turismo (Airbnb) o movilidad (Uber).

No solo el cambio generacional ha influido, sino también los cambios tecnológicos y culturales. Tanto los baby boomers y la generación X ahora tienen hábitos distintos influenciados por las nuevas tecnologías. 

En ese sentido, la forma de adquirir vehículo también ha cambiado. Las tendencias de mercado, los nuevos modelos de negocio y una economía inclinada hacia el XaaS (todo como servicio) que antepone el uso a la propiedad ha revolucionado la industria automotriz y de transporte.

¿Cómo comprar o tener carro en este nuevo escenario?

¿Quieres comprar carro?

Conoce la alternativa a la financiación

La forma tradicional de comprar carro ha sido la financiación de vehículos, es decir, la compra a través de un préstamo o crédito automotriz con una entidad financiera. 

Ya que difícilmente una persona puede pagar por un vehículo de contado, la financiación ha sido la manera más práctica y viable de hacerse a un carro. Sin embargo, la idea de tener que endeudarse por un activo que genera gastos en lugar de retornos y que se deprecia rápidamente en el tiempo no es muy atractiva.

A pesar de que son un bien necesario, sobretodo en países cuyas ciudades crecen rápidamente, tener un auto es un objetivo que parece hacerse cada vez más difícil para muchos latinoamericanos según reporta la BBC.

En los últimos años, y particularmente desde 2016, las ventas de vehículos han disminuido en Latinoamérica. El 2019 en España, por ejemplo, registra la menor cantidad de unidades matriculadas en la gama de los particulares, lo que responde a una tendencia descendiente de casi el 31% con respecto al año anterior.

Los factores asociados a esta tendencia son diversos. Sin embargo, esto no quiere decir que las personas no quieran tener vehículo.

Precio promedio de vehículos en América Latina (en dólares)

Con la tendencia del consumo flexible y el auge de los modelos de pago por uso, se viene consolidando una alternativa a la financiación tradicional que le permite a las personas disfrutar de un vehículo sin todo lo que implica ser el propietario.

¿Quieres comprar carro? 

Conoce la alternativa a la financiación

  • Requisitos para comprar un carro a crédito: paso a paso.

  • Características de los préstamos para vehículo o crédito automotriz.

  • Gastos asociados al financiamiento de vehículos.

  • Renting: la tendencia en movilidad que permite tener carro sin endeudamiento.

¡Leer blogpost!

¿Qué es el renting?

Conoce cómo disfrutar de un carro sin comprarlo

El renting es una alternativa de consumo flexible basada en el modelo de pago por uso que le permite a las personas disfrutar del vehículo que desea pagando un canon de arrendamiento mensual, es decir, un arrendamiento operativo más servicios.

Esta figura permite hacer uso y goce del bien sin incurrir en todos los gastos y trámites que implica ser propietario de un activo. Además, el canon mensual tiene todo incluido: SOAT, mantenimientos, trámites anuales, impuestos, gastos de matrícula, revisión técnico mecánica.

En otras palabras, el renting es una alternativa de movilidad inteligente que te evita trámites, optimiza el manejo de tus finanzas y te brinda total autonomía sobre el vehículo. Así funciona:

Conoce Renting Personas

 

¿Qué es el renting?
Conoce cómo disfrutar de un carro sin comprarlo
¡Leer blogpost!

Renting de vehículos: beneficios del alquiler de carros sobre la compra

tabla-pago-por-uso--oct3

La nueva era digital ha transformado la forma en que consumimos productos y servicios. Si bien el renting o la renta de vehículos no es un fenómeno nuevo, sí es una tendencia mundial que ha tenido mayor auge en Europa y Estados Unidos.

Cada vez hay más personas que prefieren alquilar o pagar por la suscripción a un servicio en lugar de comprar, y es algo viene ocurriendo en todo tipo de industria.

Un ejemplo es la música: anteriormente se tenían que comprar productos como un long play o un CD para poder escuchar las canciones o sencillos que incluía ese producto; ahora, a través de plataformas digitales, las personas acceden a la música como un servicio y no como un producto. 

Es decir, pagan una suscripción mensual para disfrutar de la música que quieran en el momento que lo deseen. Con el renting sucede algo similar. En lugar de comprar un producto, en este caso un vehículo, el renting de vehículos facilita el acceso al producto como servicio bajo la figura de contrato de arrendamiento.

Así, las personas pueden disfrutar de los mismos beneficios de tener un carro sin tener que endeudarse, sin tener que utilizar capital para el pago de una cuota inicial y sin asumir los riesgos propios de mantener un activo.
beneficios-rentar-envez-comprar

Renta de vehículos: 

Beneficios de rentar en vez de comprar

  • Costo inicial de adquisición nulo o reducido.

  • No adquieres pasivos por financiación.

  • Transfieres el riesgo de la posesión del activo.

  • Obtienes mayor flexibilidad y ligereza financiera.

  • Tienes servicios adicionales incluidos.

  • Recibes beneficios operativos, financieros y tributarios.

¡Leer blogpost!

Comparativo: renting vs financiamiento de vehículos

Cuando de decisiones financieras se trata, hay una pregunta de la cual vale la pena saber la respuesta de acuerdo con el bien que se desea adquirir o disfrutar: 

¿es mejor comprar o alquilar?

De hecho, esta es una de las decisiones financieras más importantes que se hacen en la etapa adulta. El problema es que no hay una elección correcta o incorrecta.

Para saber si es mejor comprar o rentar, hay que tener en cuenta el bien que se desea, y otras variables relacionadas con el tipo de uso, el tiempo de uso, los costos asociados a cada opción, los gastos de sostenimiento, los intereses de un préstamo, entre otros factores.

A la hora de decidir entre rentar o comprar carro a través del financiamiento de vehículos, vale la pena tener en cuenta:

Costos implícitos en la compra

Costos de entrada: cuota inicial, gastos de matrícula entre otros.

Costos recurrentes: cuota mensual del crédito, intereses, gastos de mantenimiento, reparaciones, SOAT, revisiones técnico mecánicas, entre otros.

Costo de oportunidad: relacionado con lo que se puede o pudo invertir en algo distinto, como por ejemplo, la inversión en un negocio propio.

Comparativo
Renting vs financiamiento de vehículos 

¡Leer blogpost!

Rentar (renting) vs Comprar (financiamiento)

Renting

Financiamiento

Se renta un vehículo bajo un contrato de arrendamiento operativo más servicios.

Es un préstamo que se hace con una entidad bancaria para poder comprar un vehículo por cuotas.

No se incurre en gastos de propiedad pues el vehículo no queda a nombre del cliente.

El usuario asume las responsabilidades que implica ser propietario. Se establece prenda de garantía en favor del banco.

El usuario cuenta con un servicio “todo incluido”: SOAT, Matrícula, Mantenimientos, Repuestos, Trámites.

Todos los trámites y gastos de sostenimiento corren por cuenta del usuario.

No se tienen que reconocer activos; el canon es deducible 100% del impuesto de renta.

Obliga a “activarse”, a declarar el activo en la declaración de renta y a pagar impuestos.

Fácil renovación del vehículo sin compromiso patrimonial y eficiencia en el costo de capital.

Rápida pérdida de valor por depreciación: venta del vehículo por menos del valor del que costó.

 

Comparativo: renting vs leasing vehicular

¿Es buena idea sacar un carro por leasing? Como todo modelo, tiene sus pros y sus contra. A favor tiene que las cuotas mensuales pueden ser bajas y que puedes renovar cada 2 o 3 años. Sin embargo, hay una diferencia radical con respecto al renting.

Con la figura del renting, el cliente nunca se preocupa por trámites, papeleos, visitas al taller y demás aspectos en los que sí se incurre con un leasing. Esto porque, si bien la propiedad del vehículo la asumen las compañías de renting y leasing, con esta última sí se toma un elemento clave: la titularidad.

Con el leasing se asumen los gastos relacionados con trámites, mantenimientos y reparaciones, por lo que el gasto general es impredecible y se asume el riesgo natural de conducir un vehículo.

Bajo la figura del renting, el cliente solo se ocupa del pago del canon de arrendamiento mensual que incluye los servicios mencionados anteriormente.

¿Necesitas más contexto e información al detalle? 

Conoce los diferentes aspectos entre leasing y renting

  • Componentes financiero y de servicios.

  • Propiedad y titularidad del bien.

  • Contabilidad.

  • Previsión del gasto.

  • Gestión del vehículo.

Comparativo
Leasing vehicular vs renting de vehículos

¡Leer blogpost!

Renting vs Leasing

Renting

Leasing

Componente de servicios:
Seguros, mantenimientos, reparaciones, matrícula, impuestos, revisiones técnico mecánicas y repuestos incluidos.

Sin componente de servicios
El cliente asume los gastos derivados del mantenimiento: Seguros, mantenimientos, impuestos y repuestos NO incluidos.

Propiedad del bien
La empresa de renting posee la propiedad y titularidad del bien, por lo que el cliente se despreocupa de todo lo que implica ser dueño del activo.

Propiedad del bien:
La empresa de leasing se atribuye la propiedad del bien; la titularidad queda a nombre del cliente, quien usa el vehículo asumiendo los gastos como si fuera propietario.

Contabilidad:
El bien se contabiliza como un gasto al tratarse de un arrendamiento operativo más servicios.

Contabilidad:
El vehículo se contabiliza como uno de los activos del cliente.

Previsión del gasto
Predecible: canon mensual fijo durante todo el contrato.

Previsión del gasto
Impredecible: cuotas fijas o variables durante la vida útil del bien.

Gestión del vehículo:
El cliente se despreocupa de trámites y vueltas pues la gestión del vehículo se encarga la empresa de renting.

Gestión del vehículo:
Toda la gestión va por cuenta del cliente, quien debe dedicar tiempo y recursos económicos en trámites como matrícula, pago de impuestos, reparaciones, etc.